Azúcar y alimentos azucarados

| | Dieta

miel

Con el paso del tiempo el patrón alimentario ha cambiado. En lo referente al consumo de azúcar también ha habido cambios considerables en los últimos tiempos. Durante décadas, los únicos dulces que podías encontrar en la dieta eran las frutas, la miel y el azúcar propiamente dicho. Pero, en los últimos años, el consumo de azúcar y edulcorantes ha aumentado mucho debido a los alimentos procesados. Por eso, hoy en día, existe un alto consumo de azúcar en la dieta.

El consumo descontrolado de comidas azucaradas proporciona un alto consumo de calorías y un bajo consumo de nutrientes. Al introducir estos productos alimentarios en la dieta, se consigue un alto contenido calórico y un bajo aporte nutricional, es decir, una dieta desequilibrada. Esto conlleva a padecer diferentes patologías como son el sobrepeso o la obesidad, diabetes tipo II, hipertrigliceridemia, problemas digestivos, caries, etc.

Además de lo indicado anteriormente, el consumo de azúcar en niños produce hiperactividad y en adultos pude crear adicción debido a que, tras la ingesta de azúcar, el organismo genera endorfina. La endorfina es una hormona que genera tranquilidad, bienestar físico y mental. Las personas que consumen muchos azúcares en la dieta buscan esa sensación, esto hace que el consumo de azúcar aumente en busca de esas sensaciones de bienestar.

Por lo tanto, está claro que para mejorar el patrón alimentario se debería reducir al máximo el consumo de azúcares en la dieta.

Leer más

Claves de una dieta personalizada

| | Dieta

horario

Para que la educación dietético-nutricional sea útil, el tratamiento ha de ser personalizado, es decir, ha de adaptarse a las cualidades específicas de cada uno. De otra forma el tratamiento no tendrá éxito.

Cada vez más estudios científicos van enfocados a valorar la influencia que el estilo de vida tiene en la salud. Los hábitos alimentarios tienen una gran influencia en la salud de la población. Durante las últimas décadas ha habido un gran cambio en las costumbres dietético nutricionales. Las prisas, el estrés, los hábitos de consumo, etc. han impuesto una dieta desequilibrada y ociosa.

Con estos cambios en los hábitos también ha habido un cambio en el estado nutricional de las personas. Encontramos cada vez más prevalencia en patologías como diabetes, colesterol, gota, obesidad, cáncer, alergias alimentarias, sobrepeso, anorexia, bulimia, etc.

Por todo ello, es importante la función del dietista nutricionista que, a través de educación dietética y pautas alimentarias personalizadas, ayuda a paliar estas enfermedades.

Leer más