La alcachofa es una hortaliza propia de la época de invierno, por lo que es el momento ideal para su consumo. La carne de la alcachofa es crujiente  por fuera y con un corazón tierno. Tiene una combinación de sabores muy agradable, con un ligero amargor al principio y un toque final dulce. Rica en magnesio, calcio, fósforo, vitaminas B1, E y fibra. Interviene el metabolismo de los macro nutrientes y en el equilibrio del sistema nervioso así como la regulación transito intestinal. Se puede consumir de varias maneras, cocida, asada al horno, a la plancha o incluso frita. Un manjar que te animo a disfrutar durante el invierno.

Share This