|

Para que la educación dietético-nutricional sea útil, el tratamiento ha de ser personalizado, es decir, ha de adaptarse a las cualidades específicas de cada uno. De otra forma el tratamiento no tendrá éxito.

Cada vez más estudios científicos van enfocados a valorar la influencia que el estilo de vida tiene en la salud. Los hábitos alimentarios tienen una gran influencia en la salud de la población. Durante las últimas décadas ha habido un gran cambio en las costumbres dietético nutricionales. Las prisas, el estrés, los hábitos de consumo, etc. han impuesto una dieta desequilibrada y ociosa.

Con estos cambios en los hábitos también ha habido un cambio en el estado nutricional de las personas. Encontramos cada vez más prevalencia en patologías como diabetes, colesterol, gota, obesidad, cáncer, alergias alimentarias, sobrepeso, anorexia, bulimia, etc.

Por todo ello, es importante la función del dietista nutricionista que, a través de educación dietética y pautas alimentarias personalizadas, ayuda a paliar estas enfermedades.

 

El tratamiento personalizado ha de cumplir los siguientes requisitos:

Por un lado, ha de tenerse en cuenta el gasto calórico y los nutrientes que cada uno necesita. El estado nutricional varía en función de la antropometría corporal, la actividad física y las situaciones fisiológicas como posibles enfermedades. Por otro lado, hay que hacer un estudio completo de las condiciones dietéticas de cada uno, valorando a través de encuestas dietéticas sus costumbres de alimentación, gustos, aversiones y las razones que le llevan a tener sus comportamientos alimentarios.

Una vez realizados tanto el estudio dietético como el estudio nutricional, se enfoca el tratamiento dietético a seguir. Se deben detectar cuales son los puntos débiles y fuertes de cada persona y, en función de eso, hacer las correcciones oportunas para conseguir que su alimentación sea equilibrada, completa, suficiente, variada y llevadera a largo plazo.

 

Dieta personalizada. Respeto horarios

Una de las claves de la dieta personalizada es respetar los horarios.

 

Algunas de las claves para analizar el estado dietético-nutricional y los hábitos dietéticos:

  • Analizar el estado nutricional, sobre todo la idoneidad del peso. Para ello, un método fácil es calcular el IMC. Si el resultado se encuentra entre 20 y 25 se estima que es un peso adecuado. Este es un método fácil y rápido para conocer el estado nutricional de una persona pero algunas veces puede no ajustarse totalmente a la realidad ya que no tiene encuentra factores como la constitución corporal, la masa grasa o la edad. Si se quiere un análisis nutricional más profundo, habrá que ponerse en manos de un dietista nutricionista que haga una valoración mas detallada. No obstante, éste puede ser un método orientativo.

  • Es muy importante también valorar el ritmo de vida que lleva cada persona como horarios, ritmo de trabajo, actividad física que se realiza, etc. En función de eso se deberá organizar la dieta y planificar los horarios de las tomas a seguir, el tiempo que nos llevará preparar los menús, compra, elaboración…

  •  

    Pautas recomendables:

  • Es de utilidad escribir de antemano un menú que siga las claves de una alimentación sana y equilibrada. Este menú no tiene por que ser algo a lo que ceñirse estrictamente pero si servir como guía que ayude a llevar una dieta equilibrada. Es bueno tener pensado qué es lo que se va a comer, facilita mucho todo lo referente a la preparación, obtención y confección de alimentos.

  • A la hora de hacer la compra, conviene no ir con hambre así como llevar todo pensando. Evitaremos acabar llevándonos alimentos superfluos que desequilibren nuestra alimentación. Previamente, conviene haber leído el menú y preparado una lista de la compra. Con ello, ganarás en salud y ahorrarás en la cesta de la compra.

  • Hay que darle su debida importancia a las horas de las comidas, respetando los horarios y los tiempos necesarios. Ha de ser un momento de auto cuidado y disfrute. Es importante dedicarle atención y no comer realizando otras tareas o rápidamente y sin darse cuenta ya que cambiará mucho el nivel de saciedad y percepción de satisfacción.

  • Por último, es importante analizar cuales han sido los logros obtenidos en la alimentación, que partes se han hecho mas fáciles y cuales no se han podido cumplir. Nos ayudará a buscar solución a las situaciones en las que no se ha podido seguir el plan. De esta forma, se conseguirá un cambio de hábitos que lleve a una dieta equilibrada para siempre.

  •  

    Comparte con tus contactos:



     

    Centro de nutrición nusan

    Dietista y nutricionista diplomada por la Universidad de Navarra en el año 2001. Tengo 15 años de experiencia ejerciendo en Donostia - San Sebastián.

    Cristina Perez Garay
    Last Modified:
    300 300

    Nusan Centro de Nutrición

    Comments are closed.