Metodología dietética y nutrición 

Metodología

Tratamiento dietético personalizado, fácil de seguir, natural y sin recurrir a productos, con el que se alcanzará y mantendrá un estado óptimo de salud. Basado en el cambio de hábitos con la finalidad de conseguir el mantenimiento sin tener que hacer mas dietas.
El tratamiento dietético está enfocado desde tres perspectivas:

Nutrición

Tras una valoración antropométrica completa (talla, peso, medición de perímetros, pliegues cutáneos, diámetros óseos y circunferencias corporales) se conoce el gasto calórico y la composición corporal de cada cliente (masa grasa, masa muscular, masa ósea y masa libre de grasa).

Una vez conocidos estos datos se calcula su situación nutricional actual, se compara con la ideal y se plantean los objetivos nutricionales a conseguir. Adaptando las necesidades nutricionales a su plan dietético.


Dietética

A través de una encuesta dietética se estudian los hábitos del paciente, sus gustos alimentarios, la actividad que realiza y el ritmo de vida que lleva.

Una vez realizado el estudio de sus hábitos dietéticos se redirigen a unos hábitos mas sanos, utilizando herramientas de educación nutricional como dietas personalizadas, recetas saludables adaptadas a sus gustos, pautas dietéticas para situaciones específicas, diarios dietéticos…


Motivación

Utilizando técnicas de coaching nutricional, se orienta al paciente para que identifique y venza sus obstáculos, cree el entorno adecuado y adopte la actitud y la determinación necesaria para conseguir el cambio en su alimentación, logrando a su vez mejorar aspectos de su persona y de su estilo de vida.

Se trabaja en la definición del objetivo que se desea alcanzar, la motivación por este objetivo, los posibles obstáculos y barreras que pueden aparecer durante el tratamiento, las emociones relacionadas con los alimentos, el entorno de la persona, la práctica de actividad física…

De tal forma, la persona es protagonista de su plan, toma conciencia de lo que quiere y qué es lo que necesita para lograrlo.

Enfocando al paciente hacia las soluciones, manteniendo la motivación y buscando recursos en él mismo para lograr un cambio definitivo.

 

Comparte con tus contactos: