Microbiota intestinal

Microbiota Intestinal

La alimentación tiene un papel muy importante en el mantenimiento de la diversidad y el funcionamiento de la microbiota intestinal.  Cundo te alimentas, también lo hacen todos los microorganismos que habitan tu sistema digestivo. Es por ello que es fundamental que lleves una alimentación adecuada. Los prebióticos y los probióticos son dos de los elementos más estudiados en el ámbito de la microbiota intestinal. En esta infografía te voy a hablar de como el almidón puede pasar de ser un nutriente energético a pasar a ser un alimento para tu microbiota y convertirse en un prebiótico.

Arroz, patatas, legumbres, avena recién cocinados están llenos de almidón. Y nosotros lo absorbemos con suma facilidad…. Pero todo cambia cuando están recalentados. Meter estos alimentos en la nevera después de haberlos cocinado es una excelente estrategia para alimentar tu microbiota. Se forma así un almidón que resiste al proceso digestivo: las enzimas no son capaces de digerirlo, de romperlo en sus unidades mínimas (glucosa) y queda disponible para que bacterias, hongos y levaduras lo puedan fermentar, convirtiéndose así en su alimento.

   
Call Now Button
Abrir chat
Si tienes dudas...