Dieta Hipocalórica

Dieta Hipocalórica: Características y ejemplos

Perder peso es una de las metas más buscadas por las personas que cuidan su salud y apariencia. Ciertamente, la pérdida de grasa por medios saludables trae consigo muchos beneficios para tu salud. Por ello, la dieta hipocalórica es uno de los regímenes alimenticios más seguidos a nivel mundial. 

Quizás el término “hipocalórica” no te suene familiar, pero la naturaleza de esa dieta sí lo sea. Si te interesa conocer de qué trata la dieta hipocalórica, cuáles son sus características principales y sus beneficios, sigue leyendo. 

En este artículo te encontrarás con mucha información útil, ¡Empecemos!

¿Qué es la dieta hipocalórica? 

La dieta hipocalórica es un régimen alimenticio que se basa en el consumo de alimentos bajos en calorías. Esta dieta tiene como objetivo disminuir la cantidad de calorías de nuestro cuerpo por medio de una ingesta menor de las calorías quemadas. 

Para poder seguir con éxito este tipo de dieta es necesaria la restricción de alimentos que contienen una gran cantidad de calorías y agregando otros que cuyo contenido calórico es menor. 

Cabe destacar la importancia de un guía nutricional que pueda estudiar los requerimientos necesarios (altura, edad, peso, etc.) para llevar a cabo una dieta hipocalórica.

¿Por qué se realiza una dieta hipocalórica?  

Como te mencioné anteriormente, esta dieta consiste en reducir las calorías consumidas durante el día. Esto es un proceso necesario para personas con condiciones como sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión, entre otras. 

La dieta hipocalórica es un régimen alimenticio bajo en grasas saturadas y azúcares procesados, que son los que usualmente no tienen ningún aporte nutricional en el organismo más que engordar. 

Por ello, la dieta hipocalórica es recetada por el nutricionista a pacientes que buscan mantener un estilo de vida lejos de la comida vacía y tener un peso saludable. Cada nutricionista crea un plan de alimentación que se adecue al paciente, su condición y sus objetivos con la dieta. 

¿Qué puedes comer y qué no puedes comer en una dieta hipocalórica? 

Aunque esta dieta se trata de reducir la cantidad de calorías consumidas en un día, no se trata de dejar de comer, ¡Nunca debes dejar de comer! El secreto está en comer los alimentos adecuados en porciones adecuadas. 

A continuación, te estaré mencionando alguno de los alimentos que puedes consumir si quieres seguir este tipo de dieta y los que te recomiendo que evites durante esta. ¡Échales un vistazo!

Alimentos que debes comer en una dieta hipocalórica

Antes de empezar es importante aclarar que una dieta hipocalórica no es una dieta sin carbohidratos como suelen pensarlo. En esta se comprende un equilibrio de 55 y 60% de hidratos de carbono y un 15 % de proteínas por platillo y, lo más importante, la ingesta de grasa no debe alcanzar el 30%. 

Ahora sí, empecemos con los alimentos:

Frutas y verduras

Cuando hablamos de alimentos de baja caloría, es muy fácil llegar a las frutas y verduras. Son una fuente de macronutrientes muy beneficiosa que aporta nutrientes y un alto porcentaje de energía a tu organismo. Además, tienen un efecto diurético que permite eliminar las toxinas de tu cuerpo y darle más salud. 

Proteínas a la plancha o al vapor

La dieta hipocalórica es una dieta equilibrada, por lo que es necesario que exista una gran porción de proteína. Como proteínas puedes incluir pescados, carnes magras (pollo, pavo, conejo), huevos y pescado azul. 

Este último es especialmente recomendado por su alto contenido nutricional. Todas estas fuentes de proteína deben ser cocidas a la plancha o al vapor, debes evitar las preparaciones fritas o muy condimentadas.

Puedes guiarte con estos alimentos para crear guías o planes de alimentación ricos y nutritivos. Sin embargo, no puedes olvidarte del consumo de agua, debes consumir entre 1 litro y medio y 2 litros de agua diarios. 

Alimentos que debes evitar durante la dieta hipocalórica

Entre los alimentos que debes evitar para conseguir éxito en esta dieta baja en calorías se encuentran los siguientes: 

  • La pasta, el arroz y el pan, ya que son una fuente de carbohidrato complejo difícil de digerir. 
  • Cualquier alimento procesado, dado que estos no aportan ningún tipo de nutrientes. Son reconocidos como azúcar por el organismo y transformados en grasa.
  • El alcohol debe quedar fuera de tu consumo mientras realices este tipo de dieta. Así mismo, cualquier bebida azucarada.
  • La sal en exceso no es un alimento que te beneficiará, por el contrario, contribuye en la retención de líquidos de tu cuerpo. Utilízala en porciones muy pequeñas.

Espero que este artículo haya sido de ayuda para ti y que aprendieras más sobre la dieta hipocalórica. Si buscas asesoramiento personalizado para tu alimentación, te invito a que revises mi servicio de nutricionista online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *