Alimentación cardio saludable

Tener un estilo de vida sana, practicar ejercicio físico de forma regular y llevar una alimentación cardiosaludable son los pilares básicos que ayudan a mantener en forma a nuestro corazón.

Para llevar una alimentación equilibrada estos son los puntos clave que deberías seguir:

Practicar ejercicio físico de forma regular es clave para mantener en forma a nuestro corazón.

Consume menos procesados, reduciendo así tu consumo de sal

El exceso de sal es perjudicial, supone un factor de riesgo clave en la hipertensión y en la enfermedad cardíaca. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de la sal que se consume está oculta en alimentos procesados. Por lo tanto, además de tener cuidado en la utilización de la sal de mesa a las hora de cocinar, se debe evitar al máximo los alimentos procesados.

Toma frutas y hortalizas a diario

Estos alimentos contienen sustancias protectoras frente a enfermedades cardiovasculares. Si se toma fruta entre horas y verduras en las comidas, no solo nos beneficiamos de dichas sustancias sino que también se consumen menos alimentos superfluos, perjudiciales para el sistema cardiovascular. Es conveniente consumir un mínimo de cinco raciones de frutas y hortalizas al día.

Sustituye cereales refinados por integrales

Son muchas las evidencias científicas que demuestran que sustituir los cereales refinados por integrales es cardiosaludable. Tomar integrales no sólo puede disminuir el riesgo de sufrir hipertensión y cardiopatía sino que también evita padecer diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer, obesidad, e incluso morir de forma prematura. Además de los cereales integrales mas comunes en nuestra cultura como son el trigo integral (como el del pan integral tradicional, mejor si no contiene sal) y el arroz integral, se pueden incluir otros como la avena, mijo, quinoa, cuscús de trigo integral, espelta, cebada y centeno.

La Quinoa es una saludable alternativa.

Quinoa por Luis Tamayo

Come mas legumbres

El incorporar legumbres en la dieta varias veces por semana es, sin duda, beneficioso para la salud del corazón.

Consume frutos secos con regularidad

En ningún caso procesados (fritos, ni tostados y con sal añadida). Estos deben de ser siempre al natural. Así consumidos, se encuentran entre los mejores aliados para la salud cardiovascular. Cabe resaltar, además, que el consumo regular de frutos secos no se asocia a un aumento de peso.

Alimentos de origen animal

Pescado más que carne, pero tampoco conviene abusar. 2-4 raciones semanales de pescado es compatible con una dieta saludable. En cuanto a las carnes entre 1-3 raciones seria suficiente.

¿Lácteos? Mejor no abusar del queso por su alto contenido en grasa y sal.

¿Huevos? 2-3 a la semana y acompañados con hortalizas.

Beber agua, la bebida mas saludable

Además de hidratar al cuerpo el consumo de agua evita tomar bebidas azucaradas y alcohol, hábitos que ponen en riesgo la salud del corazón.

Haz que tu dieta sea apetecible

Además de llevar una dieta equilibrada, ha de ser apetecible. Se le debe dedicar tiempo a este aspecto ya que cuidarlo ayuda en la variedad de consumo de alimentos sanos. Por lo tanto, una dieta cardiosaludable lejos de ser monótona, aburrida e insípida ha de ser variada, apetecible y cuidada gastronómicamente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
Abrir chat
Si tienes dudas...
Powered by